miércoles, 12 de mayo de 2010

Actividades para la Autorregulación

El autocontrol es la capacidad de poder dirigir la conducta en un sentido deseado, y así es como nos relacionamos con las personas que nos rodean. Esto se empieza a desarrollar a una corta edad, inclusive a la edad de 2 años los niños ya empiezan a entender que los demás también tienen emociones y diferentes experiencias ya sean buenas o malas. Desde los 2 a 3 años los niños ya dicen “Yo” y “mío”, esto les hace sentir mucho más independientes y sienten ya no requieren de la ayuda que necesitaban antes. Acorde con estas experiencias ya pueden responder de una buena o mala manera. Aquí es donde nacen estos sentimientos de auto regulación los cuales hacen que el niño se vea a él mismo como un objeto de observación y evaluación de los demás, por lo tanto empiezan a juzgarse a sí mismo. A los 5 años de edad, esta capacidad se nota mucho más desarrollada y hacen conexiones más complejas entre emoción, pensamientos individuales, creencias y expectativas.

Al darse cuenta de estas situaciones empiezan a jugar con las creencias de los demás como por ejemplo dirán que están tomando jugo cuando en verdad es simplemente agua. Así con el tiempo los niños ya entienden que hay situaciones específicas donde en cada una de ellas sus emociones y reacciones son diferentes. Pero lo más importante de todo esto es que los niños ya empiezan a relacionar su capacidad cognitiva con sus emociones, por ejemplo ya pueden comunicar sus sentimientos en caso de tener algún problema (Shonkoff, 2000).

El niño al entender mas sus emociones ya es capaz de manejarlas. La regulación de emociones según varios autores es la parte más desafiante del desarrollo emocional ya que esto depende de ponerlo a practica en la vida real, y aquí es cuando salen sentimientos de rabia, frustración y como ya dijimos antes vergüenza. Al final de los dos años ya se puede observar que los niños evitan situaciones embarazosas, o situaciones donde saben que se verán frustrados la no poder hacer una tarea específica (Shonkoff, 2000).

Los niños que aprenden a manejar sus emociones, tienen mejores resultados al ver que fracasan o pasan por vergüenzas. Pero también tienen mejores resultados relacionándose con otros, no solo en casa sino en un centro preescolar, parques etc. Y esto les hace comprender a los niños que las emociones son manejables es decir que ellos tienen el control de cualquier situación en la que se encuentren (Shonkoff, 2000).


Existen distintas actividades con las cuales el educador o cuidador puede ensenar a los niños acerca del autocontrol de una manera didáctica y divertida. Estas actividades se pueden realizar por medio de cuentos, actuaciones, o simplemente por medio del dialogo con los niños. Cada una de estas actividades tiene un objetivo principal relacionada con el autocontrol. Por medio de estas actividades los niños desarrollaran un progreso en su conducta, aprenderán a escuchar a los demás, realizaran sus obligaciones en casa y en la escuela. Gran parte de estas actividades son el dialogo entre cuidador y niño ya que así el sabrá lo que está haciendo y mas que nasa el porque de sus actos.

Las actividades descritas previamente se pueden encontrar en http://www.waece.org/webpaz/bloques/autocontrol.htm. Adjunto a cada actividad hay una valoración de criterios la cual ayudara a evaluar a cada niño. Como se desenvolvieron haciendo la actividad, y si finalmente cumplieron el objetivo del juego.

Por, Bárbara Sánchez.

Trabajos citados:

- Schonkoff, J. & Phillips, D. (Eds.)(2000) From Neurons to neighborhoods: Acquiring Autoregulation. Washington, D.C: National Academy of Science.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada